junio 10, 2021 5:47 pm

El Gobierno nacional tiene previsto destinar en la gestión 2021 un monto de 37,9 millones de dólares para retomar la construcción de la línea de transmisión Juana Azurduy de Padilla, que dará paso a la interconexión energética con Argentina y a la exportación de electricidad. Expertos destacan la importancia de la interconexión, pero observan que, […]

El Gobierno nacional tiene previsto destinar en la gestión 2021 un monto de 37,9 millones de dólares para retomar la construcción de la línea de transmisión Juana Azurduy de Padilla, que dará paso a la interconexión energética con Argentina y a la exportación de electricidad.

Expertos destacan la importancia de la interconexión, pero observan que, para exportar electricidad, aún se debe trabajar en la firma de un contrato con clientes del vecino país y en definir el precio del gas natural que se destinará a la generación de electricidad de exportación.

En marzo, durante la rendición pública de cuentas final 2020 del Ministerio de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, titular de esta cartera de Estado, informó las negociaciones para concretar la integración energética con Argentina fueron paralizadas durante el gobierno de transición, por lo que la actual gestión encara un proceso de reactivación del proyecto.

La autoridad dijo que la línea de transmisión en el lado argentino tiene un avance del 70 por ciento, por lo que se presupuestó un monto actualizado de 37,9 millones de dólares para completar la obra que consta de 110 kilómetros, 40 en territorio boliviano y 70 en el lado argentino.

Durante mencionado acto, el presidente de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE Corporación), Marco Antonio Escobar, precisó que aún resta por construir 43 kilómetros de la línea de transmisión en territorio argentino.

Indicó también que se incrementaron los costos del proyecto ante la falta de acciones durante el gobierno transitorio, mismo que no logró concretar el financiamiento del saldo requerido para la conclusión de obras. No obstante, dijo que actualmente se sigue un plan de acción para reanudar las labores y concluir el proyecto en 2021.

Al respecto, el exgerente de Desarrollo Estratégico y Proyectos de ENDE Corporación José Padilla destaca la importancia del proyecto de integración energética con Argentina, pero menciona que, para exportar electricidad, es necesario firmar un contrato y asegurar que Yacimientos Petrolíferos Fiscales

Bolivianos (YPFB) defina el precio del gas que proveerá a ENDE para la generación de energía eléctrica destinada a la exportación.

Según el especialista, para invertir en la construcción de la línea de transmisión Juana Azurduy, primero se debió tener un contrato fijo, de modo que el retorno de la inversión esté asegurado.

Padilla mencionó que el norte argentino demanda mayor energía eléctrica solamente en época de invierno, pero cuenta con proveedores de Brasil, Chile y Uruguay, con los cuales tendría que competir Bolivia. Por ello, aseguró que es importante trabajar en un contrato fijo que no se limite a los tres meses que conforman el periodo de invierno, porque con ese tipo de acuerdo no sería viable la millonaria inversión que, a la fecha, llega a al menos 32 millones de dólares.

Por su parte, el analista en hidrocarburos y energías Álvaro Ríos destacó la importancia de que Bolivia esté interconectada con Argentina y con los demás países del Cono Sur, es decir, Brasil, Uruguay y Chile, por lo cual considera que la línea de transmisión debe ser concluida.

Según el especialista, al tener el proyecto terminado, se puede entrar en negociaciones en el mercado spot (interrumpible o temporal) para vender energía competitiva que permitan al país obtener ingresos económicos.

Sin embargo, recomendó no subsidiar el gas utilizado para la generación de la electricidad de exportación.

Experto sugiere aumentar reservas

Aunque Bolivia cuenta con una sobrecapacidad de generación de energía eléctrica, el analista José Padilla considera que es necesario incrementar las reservas de gas natural en caso de firmar un contrato de exportación de electricidad a largo plazo con Argentina.

El gas natural es utilizado como materia prima para la generación de electricidad. En la Termoeléctrica del Sur (Tarija) se generará la electricidad para exportar a Argentina.

Según el experto, las reservas de gas en Bolivia son cada vez más reducidas, por lo que urge encarar un plan de exploración.

Sin embargo, dijo que, en la actualidad, es posible firmar un contrato para la exportación de 120 megavatios (MW) de potencia a Argentina, pero solamente de manera temporal.